Venta bonsai en Colombia
Venta bonsai en Colombia

Bonsai de Ficus Verde Esmeralda de 20 años y 48 cm de altura

$1,800,000

Ficus Microcarpa

Medidas

Altura: 48 cm (incluida matera)

Ancho: 37 cm

Profundidad: 37 cm

Diámetro del tronco: 4.5 cm

Artista: Juan Carlos Arbeláez

Matera importada

No se incluye mesa de exhibición

No están incluidos los gastos de embalaje y envío

 

Categoría:

Descripción

Ficus Verde Esmeralda

Se llama ficus a un género compuesto por unas 900 especies vegetales, muchas de ellas arboles y arbustos de buen tamaño. También pertenecen a este mismo grupo muchos tipos de trepadoras y algunas de las plantas de interior más conocidas. De hecho, cuando se habla de ficus, en general es para aludir a algunas de estas especies de interior, como el llamado ficus lira (Ficus lyrata), el ficus benjamina (Ficus benjamina) y el árbol del caucho o gomero (Ficus elastica). Ficus Microphylla.

La higuera y muchos otros árboles de gran tamaño también forman parte del género de los ficus

 

Nombre científico o latino: Ficus Microcarpa

 Sinónimos: Ficus esmeralda

Nombre común o vulgar: Ficus Exótica

 

Familia:
Moraceae (Moráceas).

Origen:
Desde el sur y sureste de Asia hasta Australia; sur de China, Filipinas, Borneo, Malasia, etc.

Algunos datos útiles para el cultivo del ficus

Como suele ocurrir, la gran difusión de estas especies se debe, en buena medida, a que se adaptan muy bien a condiciones de alta temperatura y poca luz y humedad. Las temperaturas más apropiadas son las que se encuentran entre los 13 y 24 ºC, aunque en general pueden vivir al exterior en zonas que no sufran heladas (es decir, donde la temperatura no baje de 0 ºC) incluso expuestas al sol.

Si se cultivan en interior, se debe procurar que les dé la mayor cantidad posible de luz natural.

Necesitan riego moderado: un vaso de agua todos los. En general, conviene observar que el drenaje del sustrato sea bueno y que este se halle seco antes de regar de nuevo. Si las hojas amarillean y tienden a caerse, será una señal de exceso de riego. En tal caso, hay que dejar de regar hasta que la tierra esté seca. Pero si las hojas se marchitan, el problema será el contrario: falta de agua.

Una característica de estas plantas es la secreción de una sustancia lechosa llamada látex. Su función original es proteger al ejemplar de posibles depredadores, además de sanar sus heridas. Contiene hidrocarburos, goma, alcaloides, aceites y enzimas, y durante mucho tiempo se empleó para la fabricación del caucho (de ahí el nombre árbol del caucho). Hay que tener cuidado con este látex, pues es tóxico para los seres humanos y el mero contacto con la piel puede causar irritaciones.

 

Poda y plagas del ficus

La poda que se utiliza con estas plantas es sobre todo de formación y para evitar que crezcan demasiado. De hecho, al podar las ramas superiores se favorece un mayor crecimiento de hojas en la parte inferior y se logra que el conjunto gane en frondosidad. Además, como se multiplican por esquejes, las ramas cortadas pueden dar lugar a nuevos ejemplares.

El ficus segrega una sustancia lechosa llamada látex, usada durante mucho tiempo para la elaboración de caucho

En general, tras la poda, el látex de la propia planta debería actuar como un cicatrizante natural. Pero si se observa que tarda en secar o que podría infectarse, los expertos recomiendan utilizar polvo de carbón o ceniza para acelerar el proceso.

Los ficus son muy resistentes a las plagas. Los agentes que más pueden afectarlos son las cochinillas, que se eliminan con alcohol metílico (aplicado con un trocito de algodón), y la araña roja, ante cuya aparición es conveniente pulverizar una solución de agua y algún acaricida. En menor medida, el ficus puede ser atacado por pulgones o sufrir el efecto de hongos en las hojas o bacterias que generen tumores en las raíces.

Abonado:
Cada 20 días entre primavera y otoño y cada 40-60 días durante las restantes épocas del año.

Poda:
La reducción del aparato aéreo se hará al mismo tiempo que el primer trasplante y la poda del aparato radical. En regiones de clima templado, esta operación se debe realizar de forma gradual, protegiendo la planta al menos por espacio de un mes después del trasplante.

La compactación y modelación de la copa se llevará a cabo reduciendo los nuevos brotes cuando el tallo ha alcanzado de 4 a 6 hojas a la distancia de 2 hojas, operación que se debe realizar a finales de primavera y en verano.

Como el crecimiento es rápido, pinzar con frecuencia los brotes jóvenes (cortar las puntas).

Todos los ficus emiten látex en los cortes; éste actúa como cicatrizante de las heridas, así que no es necesario el uso de una pasta selladora para los cortes.

Trasplante:
Trasplantar cada 2 años, en primavera, a una maceta de cerámica honda y preferentemente rectangular.

Plagas:
Cochinillas y trips.